Avanza construcción de la política pública para la gestión del riesgo en Cundinamarca

Delegados de los 116 municipios de Cundinamarca asistieron a la socialización de la Política Pública de Gestión del Riesgo que será pionera en el país y ubicará al departamento como líder en la conformación y puesta en marcha de una estrategia de obligatorio cumplimiento y proyectada al año 2036.

La construcción de esta política pública es una de las metas en el mediano plazo, que beneficiará a las comunidades mediante la articulación de las alcaldías, autoridades civiles y militares, los cuerpos de bomberos, la Defensa Civil, los demás organismos de socorro y la red pública de hospitales de todo el departamento para actuar frente a un desastre natural o una emergencia.

En la reunión, los coordinadores municipales para la gestión del riesgo de desastres conocieron los lineamientos y estrategias que permitirán al gobierno departamental contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida y el bienestar de los habitantes de Cundinamarca.

Buscamos complementar nuestras acciones con las de la Nación y los municipios para fortalecernos en la identificación de riesgos, su reducción, el manejo de desastres y la optimización de la gobernanza institucional y comunitaria, con miras a mitigar los riesgos de desastres”, manifestó Wilson García Fajardo, director de la Unidad Administrativa Especial para la gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca.

Una vez aprobada la Política Pública de Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca por parte de la Asamblea departamental, se convertirá en una política de Estado que obliga a futuros gobernantes a continuar fortaleciendo la gestión del riesgo en el departamento hasta el año 2036.

De esta manera, la Administración Departamental busca la conformación de un componente que garantice a los cundinamarqueses la ejecución de planes de contingencia adecuados en caso de un desastre o emergencia, para mitigar los riesgos y proteger la vida de las personas.